El gran tema de ‘Videofilia (y otros síndromes virales)’ es la realidad fragmentaria

La película Videofilia (y otros síndromes virales), dirigida por Juan Daniel F. Molero, ha merecido el Hivos Tiger Awards en el International Film Festival Rotterdam (IFFR) 2015. En Nueva York, Héctor Velarde, productor ejecutivo de la obra premiada, habla acerca de esa experiencia. (Eduardo Corrales)

 

VIDEOFILIAY-tile

Velarde refiere que desde que Juan Daniel F. Molero, el director, concibió la idea original de Videofilia (y otros síndromes virales) hasta llegar al Festival de Cine de Rotterdam han transcurrido alrededor de tres años. “Prácticamente, en el mismo festival hemos estado trabajando la película y seguramente la trabajaremos un poco más”, dice.

Destaca que la idea de que en la época actual resulta imposible ver y entender la realidad tal como es, que sólo se la puede apreciar y comprender de manera fragmentada. “Posiblemente, este sea el gran tema de la película, la realidad fragmentaria que aliena a los jóvenes y determina su relación con el amor, la soledad, los sueños de su generación, las redes sociales del siglo XXI, etc.”

Velarde anota que cuando Molero le contó la idea, inmediatamente pensó en la cueva de Platón, con sus luces y sombras. “Al final, esta incapacidad de ver la realidad en su totalidad -y ser consciente de nuestra discapacidad al respecto- es un problema humano fundamental que nos ha acompañado desde siempre, pero también que nos ha impulsado hacia adelante, como un intento de completar y explicarnos ese rompecabezas que llamamos vida”.

Videofilia no es la primera experiencia de Velarde como productor. De hecho, uno de sus anteriores proyectos de producción fue premiado en el Festival de Cine de Lima.

Aunque su primera aproximación a esta actividad no fue muy grata, igual está muy agradecido con ella. “Me dio experiencia, me regresó al cine, de alguna manera. Aprendí mucho y puse mi productora en Lima”.

Desde un principio lo que quería era ser director, y lo quiere todavía, pero asegura que ha tomado la coproducción, la producción asociada o la producción ejecutiva como un camino hacia un fin mayor: dirección.

wiro

“Sin embargo, en el proceso debo decir que he disfrutado mucho la experiencia porque un productor debe tener los pies en la tierra y tener una visión global del proceso creativo de una película, más allá del presupuesto con el que se cuente”.

Velarde sostiene que en el cine tiene referentes como Fellini, Kubrick, Bergman, Mizoguchi, Woody Allen, entre otros. “Pero en producción ejecutiva o asociada ninguno, porque es uno de los puestos más oscuros de una producción. Por supuesto, como todos los puestos de una película, esencial”.

Acerca de la experiencia de estrenar la película en un Festival como el de Rotterdam, uno de los más prestigiosos del mundo, indica que el certamen ha sido una escuela de cine extraordinaria, sobre todo a nivel de post producción, venta y distribución.

“Hacer cine no se trata sólo de ganas o talento, sino también, y mucho, de saber dar los pasos adecuados, de tocar las puertas adecuadas, de postular y conseguir los fondos y recursos adecuados, de trabajar con compromiso. Finalmente, un poeta puede escribir el mejor poema en una servilleta de papel, nosotros no. La industria en sí misma es un arte que un cineasta debe aprender a manejar si quiere sobrevivir y tener una oportunidad en este competitivo mundo”.

Tras el IFFR, Videofilia comparecerá en el Festival de Cine de Nuevos Horizontes de Polonia, en julio, y en el de Lima Independiente, en junio. Pero la idea es llevar la película a otros festivales y, eventualmente, a salas comerciales.

“Durante el propio Festival de Rotterdam nos propusieron otros festivales y tuvimos nuestros primeros acercamientos con los distribuidores, que esperamos se concreten en las próximas semanas y meses. En el negocio y el arte del cine, la paciencia es fundamental, es el único camino posible, así que en eso estamos”.

En lo inmediato, Velarde apunta a concluir el documental sobre el escritor Isaac Goldemberg y empezar dos más que mantiene en carpeta desde hace al menos un año y pretende incursionar en la dirección cinematográfica y en el guion.

”Ahora, la producción me ha terminado gustando así que si todo sale bien, espero que con los años tener el poder de realizar mis propios proyectos, pero también los proyectos de otros realizadores. Eso sería el mundo perfecto”, dice.

Advertisements